Todas alguna vez nos hemos preguntado cómo hacen nuestras amigas u otras mujeres que vemos día a día para mantener a tantos (o bien a uno solo) hombres a sus pies. De alguna manera quisiéramos saber si hay una clase de hechizo que pueda lograr eso, aunque el verdadero secreto está en la constancia, la paciencia y en saber usar bien lo que tienes.

Si ya tienes en mente un objetivo amoroso, ya le has hablado antes pero no sabes cómo acercarte más, o son cercanos pero no sabes cómo hacer para que él esté más interesado en ti, aquí hay algunos consejos para saber cuál es la mejor forma de volver loco a ese hombre que quieres.

Cuéntale cosas interesantes. Para mantener su atención, cuéntale anécdotas divertidas que te hayan pasado a ti o a conocidos (sin llegar a lo privado). Cuéntale tus gustos y preferencias; si está interesado en ti, cada vez que vea algo relacionado con tus gustos, te recordará. Además, a muchos hombres les atraen las mujeres inteligentes.

Otro punto importante en esta guía sobre cuál es la mejor método para  volver loco a un galan es darle su espacio. No intentes acaparar todo su tiempo y su atención, más bien deja que al llegar de su rutina, sienta que puede compartir contigo todo lo que le pasó. Escúchalo con atención, pregúntale sobre sus cosas de vez en cuando para que sepa que te interesa su vida. Dale un poco de misterio a tu vida también, no te muestres intensa; aplica la técnica de hacerte la difícil sin llegar a los extremos.

Vístete linda cada vez que sepas que lo verás. Usa prendas de ropa coquetas, que realcen tus atributos sin ser vulgar, usa maquillaje que magnifique tus rasgos. De vez en cuando, intenta verte natural y fresca, la sencillez también los atrae.

¿Cuál es la forma correcta de volver loco a un chico? Si ya es tu pareja, los consejos no son muy distintos. Pero existe ya un rango mayor de confianza donde puedes aplicar otras cosas como invitarle un helado, darle detalles, ser comprensiva, ser más abierta y creativa en la intimidad, incluirlo en tus planes y colaborar con los suyos. A los hombres los vuelve loco una mujer decidida y comprometida con lo que quiere.