Ropa interior y ropa ajustada

El que se marque la ropa interior en la ropa ajustada cuando contamos con más de 40 años puede ser un asunto delicado, sobre todo si se trata de un evento importante o elegante en el que debemos de cuidar nuestra imagen al 100. Sin embargo, este es un problema que tiene una solución de lo más sencilla y a continuación te explicamos por qué.

¿Qué ropa interior usar?

Puede ser que cuando una mujer es joven, no se percata del paso de los años; o bien, que no preste la suficiente atención a la ropa interior que emplea cuando se trata de prendas ajustadas (sean vestido, pantalones, etc.). Comúnmente, la mayoría de las mujeres jóvenes simplemente eligen una tanga o una braga delgada en colores oscuros o claros (dependiendo del color del vestido) y listo, nuestra imagen era perfecta.

Sin embargo, conforme nos vamos acercando a los 40 años, esto se vuelve cada vez más complicado; no sólo en lo que respecta a la elección de la ropa interior a usar, sino también a las tallas y estilos de vestidos que quedan mejor con nuestro cuerpo. Además, conforme pasen los años, deberemos también de tener mayor cuidado y prestar atención a otros elementos de nuestra imagen.

Puede ser difícil, pero llegará un punto en que deberemos de reconocer que esa prenda que nos quedaba de maravilla a los 30 (así como la ropa interior que usábamos), será cada vez menos ideal para nosotros y los cambios que ocurren en el cuerpo de cualquier mujer.

Por ello, llegando a los cuarenta, es el tiempo ideal para buscar una ropa interior perfecta que nos haga sentir cómodas y que quede lo mejor posible con nuestra imagen. No se trata de pensar que en un pasado pudimos vernos mejor, más esbeltas o jóvenes, sino saber que en cualquier momento de nuestra vida podemos lucir hermosas.

Así, las mejores prendas que puedes usar para vestidos ajustados a partir de los 40 son:

-Lycras: Son sumamente cómodas y tan finas que pocas veces pueden notarse; la única desventaja es que pueden provocarnos demasiado calor.

-Bragas de tejidos finos: Con este tipo de ropa interior debemos de percatarnos muy bien que no se noten a través del vestido, ya que de lo contrario pueden dar una mala imagen. Siempre elije aquellas elaboradas a partir de tejidos finos y sin costuras demasiado marcadas.

-Tangas: Por último, el uso de la tanga es un clásico, es la prenda que menos se nota, y aunque puede ser incómoda, sin duda la podrás soportar por una noche y lucir elegante.