Todas tenemos cuerpos distintos, y aunque nos encanten ciertos estilos de lencería, algunos nos sientan mejor que otros. Sácale provecho a tu ropa interior acentuando lo que ya tienes y creando un efecto visual para disimular lo que te falta. Viste la lencería según la forma de tu cuerpo y verás que algo tan sencillo como un corte alto o tirantes gruesos pueden transformar tu figura y hacerte lucir como una diosa.

Lencería según la forma de tu cuerpo curvilíneo

Si tus caderas son más anchas que tus hombros, deberás crear un efecto visual que llame la atención hacia la parte superior de tu cuerpo. Puedes optar por corpiños cuyos tiros vayan alrededor de tu cuello, o bien los que no poseen tirantes. Usa bikinis que cubran tus caderas y se ajusten a ellas sin apretarlas, crearás un balance entre las dimensiones de tu cuerpo.

Si tu abdomen es protuberante, elige lencería de una pieza que sostenga todo en su lugar y al mismo tiempo te haga lucir coqueta. Para ello, existen los bodies, perfectos para salidas casuales porque está de moda usarlos con jeans y camisas con detalles en transparencias. Si prefieres los conjuntos de dos piezas, usa lencería según la forma de tu cuerpo con cortes a la cintura para sostener las caderas y rollitos que quieras disimular.

Si tu cintura es menos ancha que tus caderas y hombros, puedes optar por modelos tipo bóxers, que crearán un balance sin dejar de lucir tus curvas.

Lencería según la forma de tu cuerpo delgado

Si tus caderas, cintura y hombros son de un ancho similar, busca marcar más tu cintura con corpiños de banda ancha que contengan relleno; de esta forma, crearás el efecto visual de un torso alargado. Para los bikinis, busca aquellos con detalles en cintas para añadir volumen.

Finalmente, en términos generales para lucir la lencería según la forma de tu cuerpo si deseas obtener un efecto visual de piernas más largas y delgadas, elige bikinis de corte alto. Dale una correcta sujeción a tu busto con corpiños que lleven aros bajo las copas y sean de tiros gruesos. Resalta tu trasero usando tangas y elige colores que vayan con tu estilo.