Los catálogos son una excelente opción para comprar cuando no se tiene tiempo o ganas de acudir a una tienda de lencería. Te hacen la vida más fácil porque el pedido llega a tu casa, pero la mayoría de las mujeres se decepcionan al darse cuenta de que la ropa interior que compraron no les sienta o no les queda. Al no tener la opción de un probador, es necesario saber bien cómo elegir ropa interior por catálogo.

El primer paso es estar segura de que la empresa promotora del catálogo elabora ropa interior de calidad, con telas resistentes y duraderas, y que además no se sea alérgica a estos materiales. Lo siguiente es que al elegir un conjunto de ropa interior se lean bien las indicaciones. Algunos sólo ofrecen información básica como las tallas tradicionales y el color; sin embargo, otros traen una página ubicada al final donde te indica cómo elegir la talla correcta.

Un consejo sobre cómo escoger ropa interior o lenceria por catálogo es tomarse el tiempo necesario para conocer el cuerpo y saber las medidas, ya que muchas veces no habrá devolución o cambio del producto una vez comprado. No te dejes llevar por la imagen que muestra el catálogo, al igual que en las revistas, estas fotografías suelen ser retocadas. Enfócate en tu cuerpo.

También se debe estar totalmente segura de que el modelo elegido será útil, ya sea que se desee lucir para la pareja o vaya a usarse con otras prendas encima, porque la idea no es gastar dinero en algo que luego no se usará y quedará guardado. Se debe tener en cuenta los colores según sean nuestros gustos, y el diseño y corte de la ropa interior para que vaya acorde a las prendas de ropa que tengamos.

Varias de estas empresas tienen personas que pueden darte asesoría para saber cómo seleccionar tu ropa interior por catálogos, aunque también vale la ayuda de alguna amiga cercana o de tu pareja para elegir el conjunto de ropa interior que más se adapte a ti.