Cuántas veces hemos sufrido por la incomodidad de la varilla del brasiere, sin embargo no nos hemos atrevido a cambiar de estilos, con  esto no digo que sea tan malo el brasiere con varilla pero si es importante elegir nuestro bresiere de acuerdo al momento pero también considerando nuestra comodidad. Te voy hablar de los dos tipos de brasiere, así con cada opción tu elegirás cual usar según la ocasión.

Brasiere con varilla

Cuando se elige un bra con varilla es por la creencia de que sostiene con mayor fuerza el busto, pero también son más incómodos además de que se ha dicho mucho de que causan problemas en la salud en esta zona. Déjame decirte que si tu brasieres es de una buena calidad te garantizo que no tendrías que preocuparte, este es una inversión ya que pasamos gran parte del día con él. Sobre todo que con el tiempo muchas líneas de ropa interior han venido modificando estos brasieres con varillas más ligeras y flexibles y sin perder el objetivo de sostener el busto sin presionar.

Algo que también debes de tomar en cuenta para que no pases estas incomodidades es que debes escoger tu brasiere en la talla adecuada para ti, revisa que este en buenas condiciones y si es posible pregunta todo lo que puedas al adquirir para saber cuál sería tu talla y poder utilizarlo con más gusto.

Brasiere sin varilla

Sin duda alguna estos son de o más cómodo sin embargo no cualquiera se arriesga a utilizaros por temor a cambiar su estilo, llegan a ser elegidos por personas con menor busto, sin embargo en estos tiempos ya existe una gran variedad de brasiere que permiten una mayor fuerza al sostener el pecho y en tallas diferentes. Este tipo de brasiere lo puedes usar con cualquier tipo de ropa ya que un beneficio más es que muy rara vez se nota.

Una de las claves para lucir bien este tipo de brasiere es, que, en este también elijas adecuadamente tu talla. Asesórate al momento en que lo compres y te aseguro que una vez que lo uses no te arrepentirás.

Como puedes darte cuenta no será tanto de elegir si ya no usar bra con varilla o no, se tratara de usar ambos según la ocasión, que te arriesgues a ya no seguir  con el mismo estilo de siempre.